Nuestra definición de una finca cafetera y cacaotera sostenible está alineada con el concepto de Jeff Sachs de transformar los agroecosistemas productivos para adaptarlos a la escasez de los recursos naturales. El termino escasez es muy usado para negociar café en los mercados agrícolas. Es por esto que la ampliación de la sostenibilidad cafetera, sin embargo, es principalmente simple economía ecológica. La sostenibilidad en la caficultura es concebida desde el ciclo productivo de la cereza en una manera que es amable con el ambiente y sus comunidades con el apoyo de nuevas tecnologías de proceso agroindustrial.

Cafés Sostenibles y el grupo Ecotropics: Hacia una caficultura sostenible

Una finca sostenible retorna a la tierra tanto como ésta le ha dado a sus productores. Este tipo de finca busca la independencia energética de fuentes convencionales de energía, utiliza energías alternativas, establece sombríos con árboles productivos y maderables nativos, minimiza la aplicación de agroquímicos, maneja el agua inteligentemente, llega a certificarse y tuesta su propio café de origen cuando sea posible. Adicionalmente, también minimiza la contaminación, cuida del ambiente y se interesa por sus empleados.

Una finca sostenible desplegada por el grupo Ecotropics reutilizará el cisco del café como combustible y utilizará biodigestores para evitar talar fragmentos de bosque nativo en el paisaje cafetero. También plantará árboles para el sombrío con el fin de adaptarse a las altas temperaturas y a las fuertes lluvias. Adicionalmente usará secadores de café con cisco o concentradores solares para tostar café con tecnologías desarrolladas por nuestros socios tecnológicos.

Así pues, la caficultura sostenible pone en marcha diferentes prácticas para minimizar el consumo del agua y descontaminar la ya utilizada. Por ejemplo, el agua de los tanques de fermentación en un beneficiadero no debería descargarse a los ríos o lagos, pero sí se puede usar esas vinazas para alimentar biodigestores y producir gas metano que servirá para alimentar las estufas para la cocción de alimentos en fincas y aldeas. También puede tratarse el agua para reutilizarla en la irrigación de cafetales. Nuestra aldea para la enseñanza ecológica industrial en café y cacao está ubicada en Tolima, Colombia, siendo un eco hub para el cultivo de sombrío, postcosecha tecnificada, selección artesanal, procesamiento y torrefacción del café usando tecnologías con eficiencia hídrica y energética, reduciendo así los costos en la factura eléctrica además de tratar el agua residual mientras tostamos el mejor Café de Colombia.

Una finca sostenible reemplaza el uso indiscriminado de nutrientes químicos al aplicar fertilizantes ecológicos y usa la materia orgánica compostada de la pulpa del café de regreso al cultivo; sumado a la ya aportada por los árboles que configuran el sombrío. Este tipo de fertilización se ha correlacionado con el aumento de la producción en el tiempo y con producir un contenido mineral natural y uniforme en la tierra.


Las fincas sostenibles que asesoramos a través de el grupo Ecotropics, establecen cafetales de sombrío, se biodiversifican, cultivan orgánicamente, tuestan su producción individual o en clusters, y desarrollan una agricultura de conservación permanente. Aunado a esto, la complementamos explorando puntos estratégicos para energías renovables, promovemos programas de educación ambiental, apoyamos acciones RSE y agregamos valor al café pergamino excelso.

Cada libra de café que adquiere por intermedio nuestro, el grupo Ecotropics recibe un dólar para apoyar sus campañas en los Trópicos.

Ayúdenos ahora y adquiera nuestro café especial. ¡Póngase en contacto con nosotros!

¿Necesita ayuda?¡Contáctenos!